Entre desesperación y supuestos engaños: Los que siguen siendo víctimas de la explosión en Polyplas

0
99

Todavía rezagada por la explosión de la fábrica Polyplas que sufrió el 5 de diciembre la comunidad de Villas Agrícolas, con 8 muertos, decenas de heridos y viviendas destruidas o parcialmente dañadas, recupera el curso de su cotidianidad poco a poco.

Las empresas Polyplas como Transgas (de Propagas), representadas por la aseguradora Sura, y las autoridades responsables, son las encargadas de dar respuesta a los daños causados por el hecho. Su explicación ante los medios ha sido de total preocupación por los afectados, sin embargo, el nivel de satisfacción de la comunidad no refleja lo mismo.

Al parecer, de acuerdo a alegaciones de personas dentro de la comunidad, la división de los residentes entre satisfechos y no satisfechos con la ayuda recibida es determinada por la cercanía que mantienen o no con la junta de vecinos, específicamente con su presidente Clarence Veras.

Los moradores afirman que como presidente, Vega es quien recibe los papeles de los daños reportados en las casas y de los gastos de salud de los afectados. “Al él es que transfieren los casos”.

Cuando las personas desesperadas o incómodas deciden ir a la aseguradora, allá les dicen que si no los han llamado se deben devolver. Y así lo hacen, los devuelven de la puerta.

Según describen personas del vecindario, la reparación de las casas de la calle Aníbal de Espinosa (ubicada justo frente a la empresa) está a cargo de la aseguradora, mientras que los callejones aledaños que también resultaron afectados los ha reparado el Ministerio de Obras Públicas.

Alejandro Feliz y Juan Mena han sido de los agraciados. En sus residencias arreglaron ventanas, puertas, escalera y zinq. Una de ellas la terminaron hace dos semanas y la otra recibió los últimos toques el martes de la semana pasada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here