Cierre de los tribunales comienza a generar malestar entre abogados y usuarios de la Justicia

0
9

La paralización en la que se mantienen muchos tribunales y las limitaciones a lo virtual, está afectando de manera negativa las labores de muchos abogados del país, pero también de personas que han tenido que permanecer semanas en prisión, sin ser presentados ante un juez que conozca su caso.

Randy Reyes Vilorio, carnicero y motorista, sufrió en “carne propia” las consecuencias de un arresto ilegal durante el estado de emergencia. Lo detuvieron en Arroyo Hondo el 22 de abril y duró 12 días en prisión, sin que la Fiscalía del Distrito Nacional presentara alguna acusación en su contra.

En los destacamentos, casos como el de Randy Reyes Vilorio son malas experiencias vividas por diferentes familias que pasan por situaciones similares.

También los abogados están padeciendo. Jari Díaz de la Cruz es un abogado de Santo Domingo Norte que se dedica al derecho laboral. El cierre de las oficinas administrativas y de materia civil, le ha mantenido en su casa. Dice que tiene más de cinco expedientes paralizados en procedimiento civil, y cada vez que recibe una llamada de sus clientes, ya no encuentra qué decirles para calmarlos.

Los alguaciles ordinarios, son de los que forman parte del grupo afectado por la paralización de labores en muchos tribunales. Estos cobran una comisión por las notificaciones que realizan, y si los tribunales están cerrados, no tienen trabajo, pero tampoco dinero.

En materia penal, son cientos los abogados que están sin trabajo desde que se declaró el caso de estado de emergencia por coronavirus.

El disgusto de la paralización de las labores en los tribunales ha comenzado a generar manifestaciones en diferentes puntos del país, en las que los abogados solicitan la apertura inmediata de las labores presenciales, y sugieren tomar ciertas medidas preventivas para evitar contagios.

Las manifestaciones se han realizado en tribunales de Santiago, Santo Domingo Este, y Frente a la Suprema Corte de Justicia en el Distrito Nacional. Los abogados deploran que la mayoría de los sectores económico tienen dos semanas en formal desescalada, mientras que la “Suprema Corte de Justicia espera a la sombra que las condiciones sean idóneas para iniciar”.

Sin embargo, el presidente del Poder Judicial, Luis Henry Molina, no está dispuesto a ceder a las presiones. Luego de la manifestación frente a la Suprema Corte publicó una respuesta contundente. Entiende que los momentos actuales hay que “procurar el bien general dejando en segundo plano el interés propio”.

“Estamos ante una tarea difícil que involucra a todo el sector justicia, requiere prudencia y sobre todo diligencia. La gran preocupación, la primordial, es lograr que tanto juezas, jueces y servidores, como los usuarios y usuarias, puedan integrarse a las labores sin poner en riesgo su salud. No podemos obviar que una debilidad puede significar vidas humanas. Para esto, el servicio debe cambiar y no tiene vuelta atrás”, consideró el magistrado en un artículo en su portal henrymolina.com.


Source: https://www.diariolibre.com/rss/portada.xml

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here